martes, 17 de noviembre de 2009

La modernidad en los albores: El testamento del doctor Mabuse

Pocos directores han dejado en mi tanta huella como Fritz Lang. Y es que este hombre fue un adelantado a su tiempo, ya que revolucionó las técnicas formales y narrativas desde un punto de vista muy personal: composición, ritmo, montaje, puesta en escena,...

Siempre he defendido El testamento del doctor Mabuse como una de las mejores películas del director, donde todos los avances logrados y perfeccionados por Lang se conjuntan para crear una obra de una calidad extraordinaria, que llama la atención por su temprana fecha de producción (1933). Este hombre dominaba a la perfección la técnica narrativa, y era a su vez un maestro en la puesta en escena, logrando siempre una completa comunicación con el espectador: Lang sabía como mantenerlo sentado en la butaca.

El testamento del doctor Mabuse funciona como una continuación de El doctor Mabuse (1922), que narra la historia, a modo de serial, de un genio del crimen (el doctor Mabuse, interpretado memorablemente por Rudolf Klein-Rogge, uno de los actores fetiche de Lang) que se sirve de sus poderes hipnóticos para realizar sus macabros planes. En esta ocasión, la furia del doctor desemboca en una locura que precipita su final (locura, a mi entender, fingida o auto-provocada al verse acorralado por sus perseguidores). La película se desenvuelve en un entorno industrial y fantasmagórico (muy propio del expresionismo, aunque Lang nunca quiso reconocerlo).

El inicio del film es memorable. La utilización del sonido refuerza aún más la pulsión de la escena, un ruido ensordecedor de máquinas (montado sobre unos diálogos inaudibles), que refleja la tensión de uno de los ayudantes del comisario Lohman (principal perseguidor de Mabuse), que se encuentra escondido (y posteriormente acorralado) en la habitación de una fábrica. El gusto por el realismo que siempre acompañó a Lang aquí se eleva a su enésima potencia. Y la película es un compendio de alardes técnicos y visuales (sobreimpresiones, montaje paralelo, encabalgamientos de sonido,...), que deja algunos momentos de una enorme enorme belleza y, como apunté anteriormente, de una gran carga realista: el asesinato del doctor Kramm en su coche detenido en un semáforo, en este sentido, es ejemplar (Lang nos "sugiere" su muerte con el silbido continuado del claxon al apoyarse el cuerpo en el mismo una vez le han disparado). O el montaje paralelo en la parte final del film, en el que el ritmo se va acelarando de manera vertiginosa hasta desembocar en una espectacular explosión de una fábrica de gas (explosión que, por otra parte, puso en peligro la vida de varios miembros del equipo). La modernidad que desprenden todas estas innovaciones sorprenden con su visionado hoy dia, ya que confieren una inusitada eficacia y belleza, a la vez que grandes dosis de entretenimiento.

El testamento del doctor Mabuse fue prohibida por el régimen nazi y solo pudo estrenarse de forma clandestina, gracias a dos copias de seguridad que se hicieron en diferentes versiones (alemana y francesa) y con diferentes actores. Posteriormente, en 1942 (después de poder verla por primera vez), Lang reafirmó el carácter antinazi del film.


Lang será una constante en este blog, ya que pocos directores han dejado tantas obras de enorme calidad, y de una forma tan continuada. Algunos detractores lo consideran solamente eficaz en el género del thriller o el cine negro. Evidentemente, debe considerarse al director vienés como un realizador de género, pero en varias de sus incursiones por otras temáticas como la ciencia ficción, el western o el cine de aventuras nos dejó igualmente obras de indiscutible valor: Metrópolis (1926), Encubridora (1952), o Los Nibelungos (1924) son excelentes ejemplos de ello.

Gracias, señor Lang.

6 comentarios:

Fallen Lids dijo...

Por favor, qué buena película!!!, también es una de mis favoritas. Acabo de terminar de verla, me estoy haciendo una maratón de las películas de Lang, y se ha convertido en uno de mis directores favoritos, compartiendo el lugar con Alfred Hitchcock y Tim Burton.
Ayer vi, "Die Nibelungen:Siegfried"(Los Nibelungos, la muerte de Sigfrido), las dos partes, aunque la segunda("Die Nibelungen: Kriemhelds Rache")me la bajo en español, y yo la quiero en el idioma original con subtítulo, asi que en cuanto termine de bajarme "M, el vampiro de Düsseldorf" voy a volver a bajarla.También vi "Metróplis", y me encanto completamente.
Es una pena las películas que no se pudieron recuperar de él o las escenas perdidas. Me pregunto que sera de los tres minutos faltantes de la película de la original que duraba 124 min y la que encontre dura 121 min, en la medida de lo posible las escenas sacadas del archivo federal de cine de ahi y del museo de cine de Munich fueron incluidas en la copia que vi, segun lei en la aclaracion de la película.

Permitime citarte:
"Siempre he defendido El testamento del doctor Mabuse como una de las mejores películas del director"

¿acaso alguien está tan ciego para decir que es mala? yo también la defendería y la voy a defender, es buena desde el principio hasta el final.
"El testamento del Dr.Mabuse" lo tiene todo, como no defenderla! Lang es un maestro del cine, tenes mucha razón al decir que fué un avanzado para su época. Me gustó todo de la película, ya sea la trama, las imágenes visuales, etc.

¿No te sentiste nervioso en la parte en la que el comisario y Kent persiguen al Dr en auto? en esa escena mis nervios se pusieron de punta.
Y debo confesar que para ser una película de 1933, me asustó en algunas partes, jaja. Sobretodo en la escena en la que el Doctor del Dr.Mabuse esta leyendo unos escritos de Mabuse y se le aparece él.
También me he reido en diferentes partes de la película, como por ejemplo ahora me acuerdo de la escena en la que estan a los tiros algunos de los que trabajaban para Mabuse en un departamento y uno de ellos dice "imbecil, ¿tienen un apartamento con uan sola salida?"
o cuando Hofmeister canta por segunda vez, "Gloria, Gloria, que guapas son las chicas" jajaaj, esa parte me mato de risa.
Aparte las caras que hacen, son increibles, la final en la que el doctor esta manejando con cara de loco también me asustó muchisimo.

Y también es tierna:
En un diálogo entre Kent y Lilli, el le dice:
"-Lilli, ¿es esto verdad? (le muestra la hoja que ella dejo abajo de su puerta)
- Si, Tom
- Pero te escribi, Lili!!
- y yo te he dado mi respuesta, Tom.
-Pero ni siquiera se quien soy, Lilli.
-Mi amado Tom, ¿qué importa eso?
-¿qué que importa? no importa? vamos a ver ahora mismo si importa o no! (le entrega la hoja) ahi lo tienes, en blanco y negro, exactamente quien soy yo con sello y firma del director de la prision y todo lo que eso conlleva.
- Prision (sorprendida)
- si, prision! cuatro años y medio en prision. Los últimos seis meses, conmutados por buen comportamiento. Ahi esta (ese "ahi esta" lo dice de forma triunmante).
-¿y a mi que me importa, Tom? te amo.
- No sabés por qué estuve en prisión. Mate a dos personas. Una era mi novia..la otra, el hombre al que yo creía mi mejor amigo..
-¿ y a mi que me importa, Tom? te amo"

Fallen Lids dijo...

Uhh, me re fui con el comentario, jaja, se ve que me emocioné.

También en otro diálogo entre ellos, que aparece al poco tiempo ella el dice que caundo leyo la carta penso que lo que necesitaba Tom era recuperar la fé en sí mismo, para creer que todo puede volver a ir bien de nuevo, y se dió cuenta que ella tal vez podía restaurar su fé en sí mismo si le decia lo mucho que le importaba y que estaria con él en todo, para lo bueno y para lo malo.

Esta película es una belleza en todo sentido.

Saludos enormes!

Fallen Lids dijo...

ah, quise decir no "la final" sino la casi final, el final no es ese. Aunque también, el final me encantó =).

Fallen Lids dijo...

ah, y otra cosa quise decir "lo dijo en forma triunfante" jaja, creo que te diste cuenta. Aclaro por las dudas, eso me pasa por escribir rápido con el teclado.

Clarita dijo...

¡¡Siete meses sin pasarte por tu rinconcito!!
No puede ser señor licenciado!!
Espero ver una entrada bien pronto, eh??
Un besote enorme cielo, cuídate mucho que vales millones

Paola Sánchez dijo...

La películas del Dr. Marbuse vaya que son entretenidas. Las características del Dr. Mabuse me recuerda un poco al protagonista de la serie actual El Hipnotizador , en fin vaya que esta película a pesar de tener ya algunos años de haberse estrenado, sigue consechando éxito.